miércoles, 6 de julio de 2016

A LA VISTA DEL PÁAJARO-

Hoy me voy a la cama triste. Me levanté esta mañana con una noticia de las malas. De esas noticias que te hacen ver lo que nunca vistes o nunca quisistes ver. Carmena la Alcadesa, va a poner no se que historia de vecindad para controlar los unos a los otros. No se bien el fin. Pero no es bueno, para la ciudadania. Nada de nada. Lo único que aprovecha Carmena es la edad de sus votantes. Que al no ser de una edad muy elevada, no pudieron vivir los años del Franquismo. Yo viví exactamente 14.

Y recuerdo bien a aquellos Serenos que existían en Madrid. Aquellos que cuando llegabas tarde a casa PASADAS LAS DOCE DE LA NOCHE. Mi padre daba palmadas y venía el Sereno con su chuzo y su gorra de plato. El LLavero de un Aro de hierro con todas las llaves de cada portal.  Para abrir la puerta de la cancela. Por que en aquel entonces no se tenía la puerta de las cancelas. Salvo los porteros y el Sereno. Cuál sería el fin de esto?.

El Sereno se pasaba las noches despierto vigilando las calles. Sabía a que hora llegaba cada uno y donde vivía cada quien. Si alguien cambiaba de horas de vidas preguntaba y enseguida volvía cada noche, a acercarse al portal, para evitar que den las palmas en el silencio de la noche.

Era una fuerza fáctica. (El poder factico ni está legitimado ni busca la legitimación para ejercerse, pero ejerce de facto (de hecho) el poder aunque no lo haga de iure (legalmente), ya que su propia existencia le hace ser determinante).

Era una fuerza que daba  mucho servicio. A cambio de obtener información rápida. Si en las noches tenías un familiar enfermo. El Sereno marchaba a la farmacia y se enteraba si tu estabas en casa. Si tenía que buscar un prácticante de aquellos de zona o de iguala. O que residía en el barrio. O un médico. El Sereno salía a buscarlo o un taxi en  las noches. Siempre con propina. Pero a cambio era la fuerza informadora del comisario de zona de aquella zona.

La policía sabía a que hora llegabas y a que hora salías. Como ya he dicho antes. Si el portero dormía y tu querías salir de tu casa a ciertas horas de la noche. El Sereno era el único que tenía la llave. Y para escuchar tus palmas y tu llamada de voz de Serénoooooo. Los portales no tenían puertas. Tenían Cancela.

Y eso no es Dormir, ni vivir ni salir, ni entrar de tu casa en Democracia.  Pero todos los Serenos en Madrid, eran Gallegos, Asturianos o Leoneses; casualidades de la vida???. No casualidad no. El Caudillo Era Gallego y eso hacía que todos a su llegada a la capital, encontraran rápido el trabajo ideal. Seguro y premiado por su fidelidad.

Por el día?. LLegada las 7 de la mañana el Portero de cada finca se levantaba temprano y abría la cancela. Para que los trabajadores pudieran salir de casa y ir a su trabajo. Pero vuelvo a lo mismo. Casualidad de casualidades, NO. Todos los porteros de las viviendas entregadas por la Obra Sindical del Hogar. Todos, eran de Andalucía. Cercanos a Córdoba casi casi todos de la misma provincia. Aquellas viviendas las concedía a empresas para sus trabajadores, el gran Ministro Solis. Andaluz de toda la vida. Adivinas de donde?.

A cambio vivienda trabajo y sueldo. Fidelidad garantizada.

Aun recuerdo a un prácticante Cordobés de aquellos de Iguala. Que pinchaba a todos los de mi quinta por culpa de las malditas anginas.

Aquel señor. Un buen día desapareció del barrio tanto él como su familia mujer he hijos. Todos apuntan a un chivatazo y a las ideas contrarias a las del que mandaba en aquel momento. Gracias que aquello fue cerca de la muerte de Paco y me imagino que saldría pronto de su celda. Por que como persona no había mejor que esa. Ya podías estar en la iguala, que tu padre tuviese dinero o no?. Tu de la aguja no te escapabas.

Eso es lo que Carmena nos quiere imponer en Madrid Capital de España.

A mi me viene bien. Cojonudo diría yo!............... A ver, si en verdad alguien tiene un par de bemoles y sale el sábado a las 6 de la mañana en verano. A llamar la atención al tonto de las pelotas que llega con el coche con la música a todo volumen. Y le dice, que la gente está durmiendo. Por que justo justo aparece cuando comienza a refrescar la noche y uno ya anda conciliando el sueño.

Pero creo que no!. Que no tendré esa suerte. Que no habrá nadie. Que como mi padre, que me daba un collejón y voz baja me decía que me callase por que la gente esta durmiendo. Y a LA VEZ QUE SE PONIA EL DEDO INDICIE EN VERTICAL EN MITAD DE LA BOCA. Ssshistaba. Yo pobre de mi andaba con la mano en la cabeza a medio dormir para esperar al Sereno y poder entrar en casa. ¿Cuando sucedía todo esto?. Cada Año en Año Nuevo al llegar a casa sobre las 3 de la mañana. Después de celebrar las nocheviejas en casa de un familiar.

No Manuela. Esa no es una buena idea.  Los Alcaldes de la Democracia son para Dar, conseguir, lograr, ganar.  Para el Pueblo.
(Foto bajada de Internet)

Nunca para quitar al pueblo nada de nada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario